Blog-CEAPIE-Varices-Ulceras-Insuficiencia-Venosa (2)

¿Has visto qué aspecto tiene la piel de tus piernas?

Si notas que las venas de tus pantorrillas sobresalen más de lo normal, podrías sufrir de insuficiencia venosa.

Esta insuficiencia puede traer diferentes complicaciones para tu salud y las pantorrillas suelen verse más implicadas que los pies.

Estas son algunas afecciones que pueden presentarse en los pies, relacionadas con esta insuficiencia.

Síndrome prevaricoso

Blog-CEAPIE-Varices-Ulceras-Insuficiencia-Venosa (3)

Cuando se presenta esta condición, usualmente el paciente percibe cansancio, pesadez y torpeza en los movimientos de los pies. Siente mucha tensión al acabar el día por la posición prolongada de pie, o sentado.

Las piernas y pies también podrían presentar parestesias. Es decir, hormigueo o entumecimiento, así como percibir una sensación de un líquido caliente o frío, derramándose por las piernas.

Con el tiempo, comienzan a presentarse por las noches dolores, calambres y comezón.

Es posible observar una flebalgia o várice, casi circular en el empeine.

El dolor al levantarse es inconstante y pasa rápidamente. Caminar y reposar con los pies hacia arriba alivia estos síntomas. 

Al anochecer, por causa del cansancio aumenta el dolor y llega a su punto más álgido.

La insuficiencia venosa en pies y pantorrillas implica inflamación, un aspecto azulado de éstos y la aparición de “arañitas” vasculares.

También te puede interesar: “La artrosis también puede afectar a tus pies

Várices superficiales

Blog-CEAPIE-Varices-Ulceras-Insuficiencia-Venosa (1)

Este tipo de várices sobresalen con un aspecto de dilatación en rosario.

Las várices aparecen cuando la vena no está cumpliendo su función, que es la de retornar la sangre no oxigenada al corazón, y en vez de ello, se encuentran debilitadas y comienzan a acumularse.

Pueden aparecer como dilataciones azuladas en el borde interno del pie.

Úlceras varicosas

Blog-CEAPIE-Varices-Ulceras-Insuficiencia-Venosa (4)

Como consecuencia de un golpe o una enfermedad en la piel, aparecen este tipo de úlceras.

Pueden observarse en los pies, alrededor de los tobillos. También pueden presentarse en la planta del pie.

La piel puede lucir con diferentes tonalidades con zonas blancas, nacaradas o rojas.

Si hay presencia de una úlcera varicosa, significa que la piel no está sana.

Antes de la aparición de dicha úlcera, suelen presentarse síntomas como dolor intenso, que va aumentando de manera progresiva, y permanente.

El pie plano es el que más frecuentemente desarrolla esta afección. En el pie cavo, suele ser pequeña, responde rápidamente al tratamiento y no suele presentar reincidencias.

La causa de esta úlcera pueden ser problemas como:

  • Diabetes,
  • arteriopatía,
  • neuropatía o,
  • reumatismo.

De no atenderse oportunamente, la úlcera podría volverse crónica, dolorosa y desarrollar infecciones.

¿Cuál es el tratamiento?

De acuerdo con la gravedad de la insuficiencia venosa que el pie presente, el podólogo especialista recomendará un tratamiento adecuado. 

Evaluando por supuesto, la ubicación de la zona afectada y las necesidades que el paciente requiera.

El tratamiento  pueden incluir medicamentos, ejercicios y aplicaciones de cremas o compresas para aliviar los síntomas y combatir el problema.

En CEAPIE, estamos listos para atenderte.

No olvides que es muy importante acudir por lo menos una vez al año a revisión, para que los especialistas puedan detectar alteraciones y así tratar cualquier problema oportunamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *